Saltar al contenido

¿Quién es Horus y qué representa?

Dios Hors egipcio

Horus fue uno de los dioses más importantes del antiguo Egipto y de los más antiguos, pues su culto está atestiguado desde el Predinástico hasta época romana. De hecho, Horus significa “El que está más arriba” lo que da buena idea de su preminencia sobre el resto de divinidades

Se le representaba con cuerpo de león y cabeza de halcón, con un centro, un ankh y la corona Blanca y Roja que representaban la unión del Alto y Bajo Egipto. Veamos un poco más de él a continuación.

Entre los epítetos que Horus recibió se encontraban los siguientes:

  • Hijo de la Verdad
  • Dios del Sol
  • Dios del Amanecer
  • Dios de la Guerra
  • Dios de la Realeza
  • Seños de las Dos Tierras

De entre todas las atribuciones del dios Horus se encontraba la de protector de los faraones, incluso a estos se les llegó a llamar como “Horus Vivientes”.

Vídeo sobre Horus

A continuación encontrarás un vídeo muy completo sobre el dios Horus del fantástico canal de YouTube sobre el Antiguo Egipto de Laura Huertas López. Después, sigue leyendo para conocer mucho más.

<center><iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/MyVGECY0KA0" title="YouTube video player" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe></center>

Genealogía del dios Horus

En un primer momento se consideró a Horus como el hijo de Ra, aunque posteriormente se llegó a pensar que Horus y Ra eran la misma divinidad.

Ya en la segunda mitad del III milenio a. C., los egipcios pasaron a creer que Horus era hijo de Isis y Osiris, incluso recogieron esta historia en un mito que se convirtió en uno de los más populares de la mitología egipcia.

Horus y Seth

Según los testimonios escritos, a comienzos del III milenio a. C. los dioses Horus y Seth estaban enfrentados por el control del mundo. En realidad este enfrentamiento refleja una época de inestabilidad de Egipto, en la que se vio amenazado por rebeliones e invasiones extranjeras.

El triunfo final de Horus sobre Seth significaba el triunfo del orden sobre el caos y de Egipto sobre los peligros exteriores. Tal fue la importancia de esta historia que muchos relieves de los templos egipcios representan este enfrentamiento entre Seth y Horus.

El mito del Ojo de Horus

En relación con el enfrentamiento entre Horus y Seth se encuentra el mito del “Ojo de Horus”. Según el mito, Seth hirió o dañó el ojo izquierdo del dios Horus, según este mito, aunque el ojo fue posteriormente restaurado por el dios Thoth, este acontecimiento puso en marcha las fases de la luna y, además, el ojo quedó guardado en el imaginario de la gente como un poderoso símbolo de vigilancia, pues el ojo veía a todo y protegía a Egipto del caos.

Con el tiempo, el ojo se convirtió en un amuleto funerario, sobre todo de los faraones, a quienes se suponía que protegía en la otra vida. También protegía de todo tipo de males, por lo que los marineros acostumbraban a pintar un ojo en la proa de sus barcos.

Fuentes y referencias: