Podría añadirse que en Eridú fue donde Inanna robó las tablillas “me” o tablillas del destino que custodiaba Enki en el Apsu, tras bajar desde Uruk en su barca y acercarse al palacio, donde lo emborrachó, para llevarse las tablillas.

Según algunas versiones, Inanna era hija de Enki, aunque habitualmente se considera hija de Nannar, el dios lunar de Ur. En cualquier caso, Enki envió a los sabios de su ciudad (o bien unos demonios) para perseguirla, pero no pudieron con ella. Las tablillas se componían de instrucciones sobre el buen funcionamiento de la ciudad, así como las funciones de determinados personajes e instituciones, más algunos objetos tangibles. Fue como el robo de un tesoro, que luego pudo exhibirse en Uruk.

Se dice que este episodio simboliza el traspaso del control de Mesopotamia de Eridú a Uruk. Si en Eridú se inicia la civilización con la aparición de las primeras ciudades, y disponían de instrucciones sobre cómo gobernarse, podrían equipararse a decretos o leyes, que luego fueron trasladados a Uruk. Esto explicaría por qué en la Lista Real Sumeria (que es una obra de los escribas de Isin) la realeza pasa de una ciudad a otra. ¿Fueron conflictos religiosos, con saqueo de templos lo que provocó el dominio principal de unas ciudades sumerias sobre el resto?