Saltar al contenido

Diosa Baba

¿Quién era la diosa Baba?

La diosa Baba era la patrona de las ciudades-estado sumerias de Girsu y Lagash. Además, desde principios del segundo milenio a. C. los pueblos de la antigua Mesopotamia la conocen como una diosa sanadora.

Diosa Baba
Estatua de gudea en la que se menciona a la diosa Baba

Atributos de la diosa mesopotámica Baba

Las funciones de Baba no están claras. Su papel más importante es el de esposa de Ningirsu, el dios tutelar de Nippur. A Baba los textos la mencionan la «doncella» o la «bella mujer» y a menudo se la invoca como espíritu protector o guardián, «bella guardiana». Después de su sincretismo con otras diosas se convirtió en una diosa de la curación y continuó siendo adorada como tal.

Genealogía y sincretismos de Baba

A finales del III milenio a. C., la diosa Baba era considerada hija del dios Anu, pero su genealogía divina antes de esa fecha no está clara. Los documentos cuneiformes mencionan que estaba casada con Ningirsu, el dios principal del panteón de la ciudad-estado de Lagash, entre otras. Además, en la ciudad de Kish, Baba era considerada la esposa del dios Zababa.

Los hijos de Baba y Ningirsu eran los dioses Shulshagana e Igalima. De acuerdo con las inscripciones del rey Gudea de Lagash, los «septillizos» de Baba y Ningirsu eran también sus hijos, pero hasta ahora sólo se conocen tres de sus nombres.

En la antigua Babilonia, Baba fue sincretizada con varias diosas de la curación como Ninisinna, Gula y Nintinugga.

Templos de Baba

El principal lugar de culto de Baba era su templo de la ciudad de Girsu, el Esilasirsir, también conocido como Etarsirsir. Además, se sabe que tenía un santuario en el templo de la diosa Nanna en Ur, el Ekishnugal.

Cronología

La diosa Baba está atestiguada por primera vez a principios del período dinástico IIIa y IIIb en la ciudad sumeria de Lagash, cuya capital era Girsu, y su primer culto parece haber estado conectado con los ritos funerarios. Algunas de las ofrendas que se le hacían recibían el nombre de «regalos de boda», lo que llevó a algunos investigadores a deducir una conexión con un matrimonio sagrado entre ella y su esposo Ningirsu.

Durante época de Ur III, el culto a Baba se atestigua principalmente en la ciudad de Girsu, pero también se invoca frecuentemente bajo nombres personales, incluso el rey Gudea la menciona en algunas inscripciones como su madre. En la antigua Babilonia, su culto está atestiguado en las ciudades de Nippur, Isin, Larsa y Ur.

Inscripciones sobre Baba

Sólo un fragmento del himno sumerio de alabanza a Baba ha sobrevivido hasta nuestros días, pero varios himnos reales también fueron dedicados a ella. Tal es el caso de un himno de Adab para Baba con oraciones para el Rey Lumma, una canción sobre Baba con oraciones para el ensi Gudea o una canción de Adab para Baba en la que se menciona al rey Išme-Dagan.

Un documento del I milenio a.C. se menciona a Baba un himno acadio en el que sobrevive su aspecto de diosa sanadora. Baba perduró hasta los períodos neoasirio, aqueménida y seléucida, cuando rara vez se la menciona en los textos científicos, religiosos e históricos.

¿Cómo se representaba a la diosa Baba?

Aunque está bien documentada en inscripciones, no se conoce ninguna imagen de Baba, por lo que no sabemos cómo la representaban los antiguos sumerios.

¿Cómo se escribía Baba?

La lectura del nombre de Baba ha sido objeto de cierta controversia . Su nombre se escribe dba-Ú, que puede leerse como ba-ú o dba-ba6. Se ha sugerido que la pronunciación detrás de este escrito era algo parecido a la de Bawu, pero este argumento ha sido refutado recientemente sobre la base de pruebas fonológicas, así como de pruebas comparativas de otros nombres de dioses.

Fuentes y referencias: