Saltar al contenido

Los anunnaki

En los últimos años el término Anunnaki ha despertado el interés de un gran número de personas, pero siempre rodeado de un halo de misterio y esoterismo que no se corresponde con la realidad. Basta una simple búsqueda en google para que el buscador nos devuelva más de 350.000 resultados sobre los Anunnaki y su origen.

Pero lo más sorprendente es que en los primeros puestos encontramos resultados que nos muestran a estos seres como extraterrestres y vinculados a un planeta llamado Nibiru. Por supuesto, ninguno de ellos procede de una web de carácter científico y ni mucho menos sabemos cual sería el aspecto real de los Anunnaki.

A continuación te dejamos un corto vídeo en el que se explican de manera resumida las teorías de los que piensan que los Anunnaki son seres procedentes de otro planeta y los responsables de la creación de la humanidad. Después sigue leyendo y te contamos la verdad sobre los Anunnaki.

¿Quiénes eran en realidad los Anunnaki?

En primer lugar habría que preguntarse de Anunnaki y su origen. Etimológicamente Anunnaki significa “semilla divina”, y, originalmente, es posible que solo designaban a An, Enlil o Enki, pues parece que el término hace referencia a los dioses más poderosos. En contraposición a los Anunnakis los textos hablan de los Igigi o Igigu. En un poema sumerio se dice que los Anunnaki eran una especie de jefes de los dioses y los Igigi trabajaban para ellos, mientras que los primeros eran un especie de dioses contemplativos.

Con el paso de los años y sin saberse el por qué de esta situación, los Igigi se convirtieron en los dioses más dignos y los principales representantes de los dioses. Cuando se produjo este cambio los Anunnaki pasaron a ser los dioses que residían en el inframundo y, en ocasiones, se les invoca en conjuros y maldiciones.

A pesar de que se les menciona en textos religiosos y mitológicos, no hay evidencias de que se les rindiese algún tipo de culto de manera conjunta. Posiblemente debido a que a cada uno de ellos se les adoraría de manera individual. Tampoco se ha encontrado una representación de los Anunnaki de manera conjunta.

En cualquier caso son necesarios estudios más exhaustivos para comprender su significado, ya que parece que este cambió con el tiempo. Además la posibilidad de que no se les rindiese culto necesita una revisión, puesto que en un texto de Ur III se indica que sí se realizaban ofrendas a los Anunnaki.

¿Qué significa Anunnaki?

En los textos sumerios el término Anunnaki aparece escrito como a-nuna, a-nun-na o a-nuna-ke-ne. Hay quien ha propuesto que el significado de Anunnaki  es “Cielo y Tierra”, si tenemos en cuenta que Anu significa dios, Na sería la conjunción copulativa y, mientras que Ki significa tierra o lugar en sumerio.

Sin embargo, la teoría más aceptada entre los investigadores es que Anunnaki significa “los de la sangre real”.

Los Anunnaki en la mitología mesopotámica

Los Anunnakis aparecen en varios mitos mesopotámicos. En el famosos Poema de Gilgamesh se nos dice que habitaban en el País de los Cedros, el actual Líbano, y conocido así por los sumerios debido a la abundancia de estos árboles tan apreciados por la alta calidad de su madera. En el poema de la creación, el Enuma Elish, se nos dice que de la unión de An y Ki nacieron los grandes dioses, los Anunnakis, o en el Descenso de Inanna a los Infiernos aparecen como jueces del submundo infernal.

La pseudoarqueología y los Anunnaki

Hoy en día, la pseudoarqueología o arqueología fantástica ha abonado el terreno para que aparezcan una serie de teorías sobre los Anunnakis sin ningún fundamento histórico o arqueológico.

La pseudoarqueología se caracteriza por tratar de explicar los hechos pasados mediante presupuestos basados en la ciencia ficción. Gracias al éxito, debido al sensacionalismo, que suele encontrar en los medios de  comunicación, la gente no suele distinguir entre noticias falsas o reales y acepta este tipo de teorías como ciertas. Además, la idea de desmontar a la ciencia tradicional es muy atractiva para el público no experto en la materia.

El éxito de la pseudoarqueología también radica en que mientras la ciencia no puede ofrecer explicaciones completas a todas las cuestiones históricas, la arqueología fantástica si tiene respuestas para cada misterio. Si bien es cierto que sus teoría siempre se caracterizan porque no se pueden demostrar.

El origen de la pseudoarqueología lo encontramos en la obra de Charles Fort, quien defendía que la historia de la humanidad estaba dirigida por algún poder extraterrestre. Así la explicación a cualquier misterio podría encontrarse en la existencia de este poder.

Anunnakis. Los creadores de la humanidad

Para los seguidores de la pseudoarquiología en la literatura y mitología de todos los pueblos antiguos hay alusiones a estos extraterrestres, que en el caso de los sumerios son los Anunnaki. Estas criaturas, intelectualmente superiores, serían las responsables de la creación de la humanidad y la construcción de edificios sorprendentes como las pirámides egipcias, las estatuas de la isla de Pascua o los zigurats mesopotámicos.

Estas teorías se apoyan en interpretaciones equivocadas de la cultura material de civilizaciones antiguas. Extrapolando conceptos y aprovechando la lejanía en el tiempo y falta de fuentes que hacen que la ciencia no pueda demostrar al 100 % sus planteamientos. Sin embargo, la arqueología fantástica presenta una grave carencia de lógica en sus argumentos y ausencia de pruebas que suplen con la alusión a los extraterrestres. Una afirmación que, al igual que no se puede confirmar científicamente que estos hayan visitado nuestro planeta en el pasado, tampoco se puede desmentir.

El planeta Nibiru

A hacer famosos a los Anunnaki han contribuido, entre otros, el ya fallecido escritor azerbaiyano Zecharia Sitchin y varios documentales que se emiten canales de televisión en abierto y privados. Pero veamos cuáles son las fuentes para conocer a estos seres.

El mencionado autor Zecharia Sitchin, hace proceder en uno de sus libros a los Anunnaki del planeta Nibiru. Este planeta en la mitología babilonia aparece asociado al dios Marduk, pero la astronomía advierte de la inexistencia de este planeta. Además, a pesar que los sumerios y los antiguos mesopotámicos poseían una capacidad de observación del espacio que nos sorprendería, se encontraría muy lejos de los actuales medios científicos, por lo que es prácticamente imposible que se trate de un planeta no descubierto todavía.

En este punto hay que añadir que si bien Sitchin les hace proceder de otro planeta, más que como seres extraterrestres, él califica a los Anunnaki como antiguos astronautas. Junto a Sitchin, Sherry Shriner, Laurence Gardner, Juan Andres Salfate o David Icke, son otros de los defensores de estas teorías. Para ellos el término Anunnaki significaría “los que vinieron del cielo a la tierra”, y se trataría de una raza intelectualmente superior que dieron a conocer a los sumerios ciertos avances astronómicos, arquitectónicos o matemáticos.

Pero Z. Sitchin iba mucho más allá. Dicho autor pensaba que los Homo Sapiens actuales somos el resultado de una manipulación genética. Para Sitchin, los Anunnaki crearon a los sumerios manipulando su ADN. En concreto los crearon mezclando el ADN de un homínido hombre o mujer —posiblemente un Homo Erectus— con el ADN de un Anunnaki.

Es cierto que  la enorme complejidad del ADN le hace incompatible con cualquier tipo de azar, y es en esto en lo que se escudan los seguidores de la teoría de que los sumerios surgieron de una manipulación genética, pero esto es algo que va contra todas las teorías científicas de la evolución humana y que han demostrado como la aparición del ser humando corresponde a una evolución natural desde tiempos prehistóricos.

Para los seguidores de estas teorías los Anunnakis fueron enviados por An a la Tierra. La primera expedición estaba compuesta por 50 de estos seres y liderada por Enki quien tenía la misión de establecer un puerto en el Golfo Pérsico del que extraer minerales y metales carentes en su planeta. Una vez en Mesopotamia, Enki pidió permiso a Anu para crear la ciudad de Eridu.

Si bien es cierto que las tablillas indican que la realeza bajó del cielo y se instaló en Eridu, no dicen nada de que provengan de un planeta exterior, además se trata de simples mitos que responden al pensamiento y forma de ver las cosas de los antiguos mesopotámicos, que eran quien redactaron los textos. Además, llama la atención que se asentasen en Mesopotamia para obtener materias primas.

También se conocen otros mitos mesopotámicos en los que Enki crea a los humanos, pero igual que en otras culturas son los dioses los creadores del mundo y la humanidad, sin que de las tablillas se deduzca en ningún momento la procedencia de otro planeta de los Anunnakis.

Los Anunnaki en la actualidad

La asociación entre sumerios, Nibiru y Anunnakis también se ha visto favorecida por la aparición de videojuegos y documentales de dudosa credibilidad. Al menos si nos atenemos a datos estrictamente científicos que se pueden consultar fácilmente en internet y de vez en cuando en las televisiones de todo el mundo.

En 2004 varios comics de Marvel utilizaban como argumento el que antiguos astronautas habían transmitido sus conocimientos a las primeras civilizaciones de la humanidad. Sin citar directamente a los Anunnaki, su alusión a estos antiguos seres de la mitología sumeria parece clara.

Por otro lado, series de éxito como Startgate inspiran los antiguos dioses sumerios o egipcios en seres extraterrestres.

La película sobre los Anunnaki

A finales de 2018 se estrenaba en los cines, sin mucho éxito, la película Anunnaki: los caídos del cielo. Film independiente producido por Dejavu Films y dirigido por Joan Frank Chransonnet y Rubén Vílchez que se encuadra en el género fantástico. Basándose en las teorías de Sitchin y con un estilo propio del cine indie y de algunas series de los 80, la película nos adentra en una lucha entre dos familias de Anunnaki que se encuentra entre nosotros alimentándose del sufrimiento de las personas.

Conclusiones

Con la información disponible lo único que podemos concluir es que las teorías que califican a los Anunnakis como seres extraterrestres llegados de otro planeta, en este caso Nibiru, son infundadas. Hay quien incluso ha pretendido ver referencias a los Anunnaki en la Biblia, pero no hay nada que haga pensar que esto sea cierto.

Simplemente se trata de los dioses primigenios sumerios, que el desconocimiento y la fascinación por la cultura sumeria en la actualidad ha transformado hasta un punto totalmente distorsionado de la realidad.

Si te ha gustado este artículo déjanos un comentario con tu opinión al final de la página o comparte en tus redes sociales. ¡Muchas Gracias!

Fuentes y referencias

Además de los dioses Anunnaki también te puede interesar:

 

Summary
Anunnaki
Article Name
Anunnaki
Description
El término Anunnaki designa a todos los dioses del panteón sumerio o a los del panteón local de una determinada ciudad. Con el tiempo también hizo referencia a los dioses del inframundo. ¡Entra y descubre más de los anunnakis!
Author
Publisher Name
Sumerios.info
Publisher Logo